Evolución prevista del precio del crudo para 2017

El reciente acuerdo de reducción de la oferta por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) alcanzado el pasado mes de noviembre, así como recientes disrupciones en la producción por parte de distintos países productores, ha despertado el interés de los mercados y los agentes en relación a cuál puede ser la evolución del precio del crudo a lo largo de este año. El estudio Oil Price Paths in 2017: Is a Sustained Recovery of the Oil Price Looming?, llevado a cabo por los investigadores del Oxford Institute for Energy Studies (OIES), explora cómo podría evolucionar el precio a lo largo de este año a partir de la generación de escenarios de predicción alternativos que tienen en cuenta las condiciones del mercado a futuro.

El precio del petróleo se situó en una media de 43$ el barril durante 2016. No obstante, éste se considera como el año del cambio de ciclo en la evolución del precio del petróleo. De esta forma, disrupciones en la producción de Libia, Nigeria y Venezuela, conjuntamente con un aumento de la demanda han modificado la tendencia a la baja del precio. Especialmente importante ha sido el acuerdo de reducción de la producción entre la OPEP y países no miembros. En el informe se destaca que los efectos de esta medida ya han sido descontados y que la evolución del precio en 2017 dependerá de otros factores tales como el grado de cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción, la reacción de los productores de shale oil estadounidenses al aumento de los precios, la recuperación de la actividad económica global o la posibilidad de disrupciones en la producción derivadas de la inestabilidad geopolítica.

Los autores del estudio presentado por el OIES, Andreas Economou, Bassam Fattouh, Paolo Agnolucci y Vincenzo de Lispis, analizan, a partir de estas variables, cómo se puede alterar la tendencia en la evolución del precio del petróleo partiendo de un escenario base. Para ello utilizan un modelo estructural, en el que novedosamente diferencian entre impactos exógenos (guerras y conflictos) y endógenos (factores económicos o técnicos que alteran la oferta o la demanda). Es importante esta distinción porque, según reconocen los autores, existía una tendencia a la infraestimación del impacto de los efectos endógenos en la evolución del precio.

Los resultados muestran que el potencial de incremento del precio respecto a la situación actual (55$) es bastante limitado. Para un aumento del precio por encima de estos niveles el cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción debería situarse por encima del 75%, y a la vez experimentarse un inesperado aumento de la demanda mundial de petróleo combinada con un aumento moderado de la producción de shale oil norteamericana. Por otro lado, un deterioro de la actividad económica, o un significativo aumento de la producción de shale oil, causarían el efecto contrario y los precios del petróleo volverían a reducirse en 2017. Además, la recuperación de la producción de los países en conflicto podría paliar los efectos del recorte de producción. De igual forma, la OPEP podría renovar su acuerdo de reducción de la producción en el segundo semestre o incluso ampliarlo ejerciendo control sobre los precios que parece ser su nueva postura.

Finalmente, de los distintos escenarios que presentan los autores se destaca que el precio previsiblemente se mantendrá en una horquilla de precios entre los 45$ y los 60$.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE