Los precios dinámicos de la electricidad

Uno de los aspectos más novedosos que incorpora la Directiva de Diseño de Mercado Eléctrico para el futuro mercado interior de la electricidad en Europa son los precios dinámicos de la electricidad. Los contadores digitales deben permitir que, con este tipo de tarifas las señales de precios del pool se reflejen en el comportamiento de los consumidores ajustando sus pautas de consumo a los precios en los mercados mayoristas. El informe del CEER que presentamos incluye sus recomendaciones para una efectiva implementación.
La nueva Directiva del mercado interior de la electricidad establece que los Estados miembros implementen una nueva legislación que dé derecho a que todos los clientes finales con un medidor inteligente instalado puedan establecer un contrato dinámico de precios de electricidad con, al menos, un proveedor en su mercado y con cada proveedor que tenga más de 200.000 clientes finales.
Según el Consejo Europeo de Reguladores Energéticos (CEER por sus siglas en inglés), los cambios que está implementado Europa para el futuro mercado interior de la electricidad comportan notables desafíos en los Estados miembros, donde los clientes no están necesariamente familiarizados con dichos contratos y donde, además, las condiciones varían significativamente de un país a otro. Con el objetivo de ayudar a las autoridades y proveedores nacionales, esta institución ha elaborado una serie de recomendaciones útiles sobre cómo trasladar estas nuevas disposiciones a la legislación nacional.
El informe aborda cuatro grandes aspectos específicamente. En primer lugar, el diseño general de los contratos de precios dinámicos; en este sentido, CEER sugiere que los contratos de suministro con precios dinámicos sean referenciados a los precios de mercado diario y advierte contra el uso de límites máximos y/o mínimos. Para acceder a un contrato de precio dinámico, el cliente debe tener un medidor inteligente que registre los datos de consumo con la misma granularidad que el precio de referencia, en caso contrario, el cliente no tendrá incentivos para dar una correcta respuesta a la demanda.
En segundo lugar, la información de las oportunidades, costes y riesgos de los contratos de precios dinámicos y la protección del cliente por parte de los proveedores. Desde la institución europea se apuesta por una factura que contenga información de facturación adecuada como elemento esencial para proporcionar mayores herramientas de decisión y protección al cliente final.
En tercer lugar, el monitoreo y ejecución. En concreto, la Directiva obliga a las autoridades reguladoras a llevar a cabo un seguimiento de la evolución del mercado y a evaluar los riesgos que los nuevos productos y servicios pueden llevar asociados, así como la elaboración y publicación de un informe anual sobre los principales desarrollos de los contratos dinámicos de precios de electricidad.
Por último, el informe se centra en las posibles barreras a la implementación dinámica de precios. Para poder minimizar dichos obstáculos, CEER recomienda establecer tres tipos de indicadores para permitir un control efectivo de su absorción y uso: 1) comparación entre el coste de una oferta de precio dinámico con uno o varios de otros tipos de contrato, 2) variación anual del coste de las ofertas de precio dinámico, 3) volatilidad del precio.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE