Despliegue de los contadores inteligentes nivel europeo

La Comisión Europea hace balance del progreso experimentado en el despliegue de contadores inteligentes dentro de la Unión Europea en su informe Benchmarking smart metering deployment in the EU-28. Los resultados ponen de manifiesto que, a pesar de que algunos Estados miembros se encuentran en una etapa avanzada en cuanto a despliegue de contadores inteligentes de electricidad y gas, otros todavía están todavía en un estado muy incipiente del proceso.

El objetivo de este informe es evaluar cuán lejos han llegado los Estados miembros en sus planes de despliegue nacional, de acuerdo con el tercer paquete de energía. El primer aspecto que se aborda es el desarrollo de un marco legal y regulatorio de implementación a nivel nacional. Los resultados apuntan que, si bien tres cuartas partes de los Estados miembros han adoptado disposiciones legales específicas para el despliegue de contadores inteligentes de electricidad, sólo una cuarta parte lo ha hecho para los de gas. Por lo tanto, los datos dibujan una imagen que parece ser bastante dispar si se evalúa la situación de los contadores inteligentes de gas o los de electricidad.

A partir de 2018, el 34% de todos los puntos de medición de electricidad estaban equipados con un medidor inteligente (aproximadamente 99 millones a nivel comunitario). Tomados por separado, los puntos de medición de electricidad de los hogares y los puntos de medición de las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) se equiparon al 35% y 28%, respectivamente. En base a los planes de implementación anunciados en un principio, para 2020 se estimaba alcanzar una tasa de penetración de medidores inteligentes de electricidad del 72% en toda la Unión Europea. Sin embargo, se estima que la tasa de penetración sea inferior, dado el lento progreso hasta el momento en algunos países.

Más de la mitad de los Estados miembros han alcanzado una tasa de instalación del 10% para contadores inteligentes de electricidad, lo que significa un primer paso en sus programas de despliegue a gran escala, si bien lejos de otros como Dinamarca o Malta con tasas superiores al 80% o han culminado el proceso de despliegue a gran escala, como es el caso de Dinamarca, Estonia, Finlandia, Italia, España o Suecia con contadores inteligentes en la práctica totalidad de los puntos de medición. En esta línea, el estudio recalca que una de las razones que justifican la elevada heterogeneidad en la implementación se relaciona con la aceptación del consumidor y la necesidad de tomar medidas para ganar la confianza de los usuarios finales hacia la medición inteligente.

Por lo que hace referencia al gas, en 2018 sólo 14% de todos los puntos de medición de gas estaban equipados con medidores inteligentes, lo que representó poco más de 16 millones de medidores inteligentes. Únicamente seis han sido los Estados miembros que hasta ahora han adoptado una estrategia para la implementación de contadores inteligentes a gran escala (Francia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos y el Reino Unido). En particular, los datos indican que Luxemburgo y los Países Bajos parecen ser los únicos países encaminados a lograr el objetivo de despliegue del 80% para 2020.

Finalmente, dado que la digitalización se posiciona como un facilitador clave para mantener una red segura y resistente en el futuro, el informe aboga por no desaprovechar esta ocasión y apostar decididamente por un mayor esfuerzo de armonización, ya que los primeros en adoptar los sistemas de medición inteligentes han obtenido un valioso retorno de la experiencia, y los más inteligentes incluso han aprendido de sus errores.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE