Los mercados de GNL en Europa: disponibilidad de acceso en un contexto de exceso de oferta

Los mercados de gas natural licuado (GNL) en Europa empiezan la década de 2020 en un escenario de sobreabastecimiento. Ante este nuevo escenario, la mayor preocupación de los exportadores pasa por dar respuesta a determinados aspectos relacionados con la disponibilidad de capacidad en ubicaciones específicas, tal como se apunta en el reciente informe «Finding a home» for global LNG in Europe: understanding the complexity of access rules for EU import terminals del Oxford Institute for Energy Studies.

El informe aborda, en especial, las complejas reglas de acceso de terceros a las terminales GNL de la Unión Europea (UE). Las condiciones de los mercados han cambiado notablemente en los últimos tiempos. Después de años con unos niveles de importación modestos y una capacidad de regasificación infrautilizada, la importancia y la relevancia del GNL para los balances de gas europeos se han visto aumentadas significativamente. Reflejo de ello es el incremento del 40% en 2019, de las importaciones europeas de GNL.

La investigación sostiene que, si bien inicialmente la mayor preocupación de los exportadores pasaba por dar respuesta a si Europa estaría dispuesta y sería capaz de competir con los países asiáticos por el suministro global, ahora, ante el nuevo escenario, el principal reto pasa por comprender la complejidad de las normas reguladoras de la UE que rigen el acceso a los terminales de importación de GNL para que los exportadores puedan encontrar un lugar para sus cargas, en un mercado caracterizado por un exceso de oferta.

El estudio revela que la falta de una regulación específica de la UE para el GNL, sumada a la naturaleza general de la Tercera Directiva de Gas y las disposiciones de la Regulación de Gas (715) han dado lugar a una situación en la que los terminales de importación de GNL se rigen por un mosaico de códigos de terminales que hace que para un vendedor de GNL sea extremadamente difícil comprenderlos.

La investigación plantea el desarrollo de un marco regulador específico para el GNL a nivel europeo que simplifique la tarea de los vendedores para acceder a los terminales. Este nuevo marco regulador no se puede entender sin nuevas iniciativas legislativas por parte de la Comisión Europea, acompañadas de acciones específicas por parte de las Autoridades Reguladoras Nacionales respecto a exenciones ya otorgadas y nuevas.

Finalmente, el estudio aboga por la necesidad de establecer un conjunto de iniciativas coordinadas para concluir con éxito el desarrollo de un nuevo Código de red de GNL, enmendar el Código de Red existente de los Mecanismos de Asignación de Capacidad y enmendar las decisiones de exención existentes.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE