Iniciativas de colaboración de Repsol ante la crisis sanitaria COVID-19

Tech Lab

Nombre de Proyecto Iniciativas de colaboración de Repsol ante la crisis sanitaria COVID-19
Empresa Repsol
Ubicación geográfica del proyecto España
Más información https://www.repsol.com/es/covid-19/index.cshtml
www.fundacionrepsol.com

Breve descripción del proyecto

La emergencia sanitaria causada por el COVID-19 está requiriendo la colaboración de todos. Para ayudar en la lucha contra el coronavirus, a la fecha hoy, Repsol ha tomado diversas medidas que se pueden ir ampliando en los próximos días.

En España, destaca la producción de gel hidroalcohólico en el Repsol Technology Lab, su centro tecnológico de Móstoles (Madrid), para su donación a personal sanitario y hospitales. Para ello, los equipos dedicados a producir lubricantes de competición se han adaptado para la fabricación de la solución hidroalcohólica desinfectante según la formulación recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Se producen 10.000 litros de hidrogel a la semana que se están donando a diversos hospitales.

La compañía también ha cedido equipos de laboratorio de sus instalaciones al hospital de La Paz en Madrid, con los que se pueden hacer unos 500 test diarios de detección de coronavirus, así como donaciones de materiales como batas, mascarillas, monos y gafas de seguridad a los hospitales y centros con mayores necesidades en el entorno de sus complejos industriales de la Península. A estas donaciones se suma la de 400.000 mascarillas faciales de protección a las autoridades sanitarias españolas.

Además, Repsol ha donado polipropileno a diversas entidades para la fabricación de viseras para pantallas faciales de protección para el personal sanitario. El polipropileno es el material utilizado para fabricar el soporte de las viseras faciales, una de las dos piezas que componen este indispensable elemento de protección para los sanitarios que luchan en estos momentos contra el coronavirus. Entre otras, se han donado 1.500 kg de este polímero a la Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (CIDAUT) de Valladolid para la fabricación de 5.700 pantallas faciales diarias.

Por otro lado, Repsol garantiza la producción de bienes y servicios para facilitar a los ciudadanos y empresas la cobertura de sus necesidades energéticas y de productos esenciales. Sus empresas distribuidoras de butano aseguran el suministro en cualquier punto de la Península Ibérica y la práctica totalidad de su red de estaciones de servicio está abierta en régimen de autoservicio y a disposición de los transportistas y servicios de emergencia, observando las medidas de higienización pertinentes. En el caso de los productos de tienda, el suministro se garantiza a través de la ventanilla de las estaciones.

Asimismo, Repsol ofrece gratuitamente café y bollos, inicialmente en 1.500 de sus estaciones de servicio de toda España, para transportistas, servicios de emergencias y sanitarios, y fuerzas armadas y de seguridad. La iniciativa, que se realiza durante el estado de alarma, es ampliable a otras estaciones de su amplia red, que como servicio esencial, está abierta prácticamente al 100%. Iniciativas similares se han implantado también en las estaciones de servicio que la compañía tiene en Portugal y Perú.

Además, en los complejos industriales de Repsol en la Península Ibérica se ha preparado un «picnic» gratuito que incluye bocadillo, fruta y agua para que puedan llevarse los transportistas en el momento en que recogen o traen producto a las instalaciones.

En Suramérica, la compañía también ha contribuido en campañas de alimentación para comunidades indígenas y colectivos vulnerables en sus áreas de operación en Ecuador y Perú. Su contribución también se ha realizado en donaciones de material médico y de protección en Perú, Bolivia o la donación para la construcción de un hospital temporal en Río de Janeiro (Brasil). En todos estos países, se han prestado especial atención a las relaciones con todas las comunidades cercanas a las áreas de operación, en especial, a las más vulnerables, tanto a nivel de información sobre las medidas higiénico-sanitarias a tomar, como para reducir la posibilidad de contagio a través de distintas medidas de prevención y mitigación.

En todas las instalaciones de la compañía en el mundo se han establecido las medidas necesarias para poder evitar contagios y asegurar la continuidad de las operaciones. Donde la presencia física de los empleados no es necesaria para la continuidad de las operaciones, se ha implementado el régimen de teletrabajo gracias a la experiencia de la compañía en este ámbito.

Campaña solidaria con Cruz Roja

A través de su Fundación se ha sumado al Plan Cruz Roja Responde mediante una campaña solidaria de donación entre sus empleados en España. La Fundación realizará una aportación adicional a la cantidad recaudada a través del portal solidario que se ha habilitado para tal fin.

La donación total se destinará íntegramente al programa de Cruz Roja que la entidad está desarrollando en coordinación con el Gobierno de España y que busca atender las necesidades más urgentes, con especial atención al material sanitario y apoyo a los colectivos más vulnerables. En concreto, a través de esta campaña solidaria, Repsol y su Fundación van a contribuir con la entrega de bienes de primera necesidad, alojamiento para personas en riesgo, apoyo a familias con escasos recursos, asistencia psicológica y acompañamiento social telefónico a personas en situación de soledad.

A través de este Plan de Cruz Roja en España, casi un millón de personas recibirán atención y acompañamiento telefónico, 25.000 familias recibirán bienes básicos, 16.000 personas serán apoyadas en materia de empleo y 3.000 personas sin hogar tendrán un lugar para dormir. 

Está previsto desarrollar iniciativas similares en otros países en los que Repsol está presente.

Voluntarios Repsol

Para atender necesidades de las personas que se encuentran en las situaciones más difíciles, Fundación Repsol se ha unido a distintas iniciativas y se han lanzado nuevas actividades de Voluntariado en las que empleados y jubilados de la compañía podrán contribuir con su tiempo acompañando a personas en situación de soledad a través de cartas, emails (Cartas contra la soledad, Nadie solo) y llamadas telefónicas (Minutos en compañía) o apoyando a jóvenes vulnerables para que continúen su formación mediante sesiones online. Estas iniciativas permiten la participación de los voluntarios desde cualquier parte del país y con flexibilidad de horarios.

COMPARTIR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.