El futuro del comercio de emisiones en la UE y las tecnologías de emisiones negativas

El Instituto alemán de investigación Kiel Institute for the World Economy explora varias opciones de diseño para integrar las tecnologías de emisiones negativas en el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE (RCDE UE) en su artículo “The future of (Negative) Emissions Trading in the European Union.

Las tecnologías de emisiones negativas, conocidas como NET (Negative Emissions Technologies) son aquellas que retiran CO2 de la atmósfera y, por consiguiente, una de las alternativas con más posibilidades para alcanzar los objetivos de descarbonización que persigue la UE. En particular, los investigadores alemanes ponen a debate las posibles implicaciones que estas tecnologías pueden tener en el comercio de emisiones en general y examinan la especificidad de la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS).

En este sentido, el estudio argumenta que la UE debe enfrenarse no solo a la resolución de la cuestión de cómo organizar su mercado comercio de emisiones sin emitir nuevos permisos, sino también a establecer reglas claras para integrar las llamadas NET. Debido a que el Régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea (RCDE UE) sigue siendo el sistema de comercio de emisiones más grande e importante del mundo, es probable que cualquier ajuste e innovación regulatoria con respecto a la integración de los créditos de remoción de CO2 sea ampliamente notado y, por lo tanto, influya significativamente en el comercio global de emisiones.

De acuerdo con los investigadores, la futura integración de los NET en el RCDE UE podría, teóricamente, tener lugar de dos formas diferentes. Por un lado, mediante la interacción directa entre las empresas involucradas en el comercio de emisiones y los proveedores de NET y, por otro, a través de la intervención de una autoridad reguladora como entidad coordinadora de los dos mercados. Ambas variantes podrían implementarse a través de la legislación de la UE. En el segundo caso, la autoridad reguladora compraría los créditos NET y los reintroduciría dependiendo de los precios o cantidades observados en el RCDE UE.

Hasta ahora, no existe una hoja de ruta clara para ninguna modificación del RCDE UE existente con respecto a la integración de las NET. La próxima ventana política para enmendar la Directiva ETS se abrirá en 2021, después de la decisión del Consejo Europeo sobre un nuevo objetivo de reducción de emisiones de la UE para 2030, que luego deberá traducirse en una nueva legislación de política climática de la UE. No obstante, tal como apunta el informe, no cabe duda de que, para alcanzar el objetivo de neutralidad climática, será fundamental diseñar estructuras de incentivos eficientes para la eliminación de CO2 y abrir el RCDE UE a las NET.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE