Nuevas Tendencias Sociales: Visión 2050 de la eficiencia energética

¿Cómo influirán las nuevas tendencias sociales en la demanda energética futura en los países europeos? Para dar respuesta a esta pregunta, investigadores del Instituto Fraunhofer de Investigación de Sistemas e Innovación acaban de publicar el artículo “Energy Efficiency Vision 2050: How will new societal trends influence future energy demand in the European countries?” en la prestigiosa revista Energy Policy.

El desarrollo de nuevas tendencias sociales, como la digitalización, la economía colaborativa y una mayor concienciación del consumidor influirán en gran medida en la demanda futura de energía y, según cómo se materialicen, mejorarán o contrarrestarán las ganancias de eficiencia energética proyectadas. En consecuencia, estas tendencias deben ir acompañadas de políticas con un fuerte enfoque en la reducción de la demanda de energía (incluida la eficiencia energética). En este sentido, los autores llevan a cabo un análisis cuantitativo para determinar cómo interactúan estas nuevas tendencias sociales en las políticas de eficiencia energética.

A través de una amplia consulta con expertos europeos, se han identificado un total de 12 nuevas tendencias sociales que probablemente darán forma a la futura demanda de energía. Estas tendencias se han agrupado en cuatro grandes categorías, para los cuatro grupos de nuevas tendencias sociales introducidas en la sección: digitalización, nuevos modelos sociales y económicos, transformación industrial y cambios en la calidad de vida. Paralelamente, sobre esta base, los autores han desarrollado cuatro escenarios de demanda de energía para 2050 (Base, Eliminación de las barreras del mercado, Nuevas tendencias eficientes, Nuevas tendencias ineficientes y Peor escenario).

Los resultados muestran que las nuevas tendencias sociales pueden tener un impacto crucial en la demanda energética futura más allá de los meros potenciales tecnoeconómicos. En el mejor de los escenarios estudiados, «Nuevas tendencias eficientes», estas tendencias sociales podrían reducir la demanda final de energía en un 67% en comparación con el escenario «Base» de la Unión Europea en 2050. Mientras que en el peor escenario los resultados indican que podrían aumentar la demanda final de energía en un 40%.

Esta investigación abre la discusión sobre cómo las nuevas tendencias sociales darán forma a la demanda de energía futura y enfatiza el papel crucial de la formulación de políticas al respecto para alcanzar una economía europea descarbonizada.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE

Las opiniones expresadas por cualquier miembro de Funseam en el ejercicio de otras responsabilidades son ajenas al posicionamiento de la Fundación y en ningún caso comprometen las líneas de actuación de la misma y su compromiso con la sostenibilidad energética y ambiental.