La calidad del servicio eléctrico y gasista a examen

El Council of European Energy Regulators (CEER) realiza, de forma periódica a lo largo de los últimos 15 años, un análisis detallado del estado y calidad del suministro de electricidad. En el último estudio, recientemente publicado, se incorpora también el análisis del suministro de gas en los mismos términos. Los datos recogidos para toda Europa permiten un análisis comparado de la situación a nivel europeo aportando recomendaciones de gran utilidad para los reguladores nacionales.

El Benchmarking Report on the Quality of Electricity and Gas Supply aporta, a partir de un sistema de encuestas, una primera valoración y análisis del grado de calidad en el suministro eléctrico y gasista para los 28 Estados miembros de la Unión Europea y de aquellos otros países que ostentan el estatus de observadores (Noruega y Suiza).

Los indicadores que utiliza CEER para evaluar la calidad del suministro son la disponibilidad (continuidad del suministro), las características técnicas (la calidad del voltaje) y la rapidez y grado de satisfacción en la atención a las reclamaciones de los clientes (calidad comercial). Para el caso del gas, son el suministro (calidad de la operación técnica), su composición (calidad del gas natural) y también, como en el caso de la electricidad, la calidad comercial.

Del análisis realizado, destacan las siguientes conclusiones para cada uno de los ámbitos objeto de análisis:

  • En lo que concierne a la continuidad de suministro, en el período comprendido entre 2002 y 2014, destaca la presencia de España como uno de los 5 países que reduce el número de interrupciones de larga duración, ya fueran planeadas o accidentales. En este sentido, se analizan los incentivos regulatorios utilizados por los países para minimizar las interrupciones de suministro.
  • Del análisis de la calidad de la operación técnica del gas, se apunta que las interrupciones de suministro pueden causar graves problemas de seguridad, motivo por el que los operadores de la red realizan mayores esfuerzos para evitarlas. Los datos muestran que se producen menos interrupciones en la red gasista que en la eléctrica, sin embargo, son de mayor duración. Dadas las características del gas, la seguridad técnica es trascendental en su suministro. No obstante, pocos países han introducido índices de riesgo, sólo uno ha incorporado un esquema de incentivos para la mejora de la seguridad de la red y en la mitad de los casos se contabilizan las pérdidas, pero en pocos países se incentiva su reducción.
  • El estudio dedica especial atención al análisis de la calidad comercial en los sectores eléctrico y gasista. La principal conclusión a la que llega el informe es el incremento de la preocupación por la calidad de los servicios prestados a los consumidores por parte de los distintos entes reguladores. Los indicadores que se utilizan son: conexión a la red, lectura y facturación y respuesta a las peticiones de los usuarios. Por último, el estudio analiza las compensaciones por no cumplimiento por parte de las compañías, que existen en muchos países, pero que solo en algunos casos son automáticas.
COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE