COTEC y la European Circular Economy Stakeholder Platform en la inauguración del Ciclo de Economía Circular

El martes 29 de septiembre dio inicio al ciclo “Hacia una Economía Circular Oportunidades económicas en el marco de la transición energética”, con la participación de la presidenta de la European Circular Economy Stakeholder Platform, Ladeja Godina y del director general de Cotec, Jorge Barrero. Presentaron la sesión los directores generales de Funseam y Fundación Repsol, coorganizadoras del Ciclo.

Para alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2050, preservar nuestro medio ambiente natural y reforzar nuestra competitividad económica, es necesaria una economía completamente circular. El objeto de análisis de esta sesión será la situación, las perspectivas y el potencial de la Economía Circular y sus beneficios tanto para empresas como para consumidores.

Según datos de la Comisión Europea, de aquí a 2050 la economía circular puede contribuir a incrementar el PIB de la UE en un 0,5 % adicional y crear alrededor de 700.000 nuevos puestos de trabajo. Con estas cifras, Joan Batalla, director general de Funseam, dio la bienvenida a los más de 300 asistentes a la primera sesión del ciclo de conferencias sobre economía circular. El objetivo del Ciclo es dar a conocer el gran potencial asociado al cambio de modelo productivo para conciliar el crecimiento económico y la lucha contra el cambio climático.

António Calçada, director general de Fundación Repsol inauguró las jornadas poniendo en valor la necesidad de fomentar modelos de negocio basados en la colaboración y el compromiso y aseguró que la economía circular es uno de los ejes estratégicos del Grupo Repsol, en su hoja de ruta hacia las cero emisiones netas en 2050. Calçada destacó, , entre las más de 200 iniciativas de economía circular en los que está inmerso el Grupo, algunos de los proyectos industriales en los que trabaja la empresa: una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos, una nueva planta de hidrobiodiésel en Cartagena y la fabricación de biocombustible para aviación procedente de biomasa. Además, Repsol construirá una de las mayores plantas del mundo de producción de combustibles cero emisiones a partir de CO2 de hidrógeno verde.

Ladeja Godina, presidenta de European Circular Economy Stakeholder Platform, participó en representación de esta iniciativa conjunta de la Comisión Europea y el Consejo Económico y Social. Esta plataforma es un espacio virtual abierto cuyo objetivo es promover la transición hacia una economía circular, a través del diálogo político y la difusión de buenas prácticas, estrategias e información. Según Godina, “hay que fomentar los modelos de negocio que crean valor tanto para las empresas, como para los inversores y el medio ambiente”. Y en esta realidad juegan un papel fundamental las energías renovables, los materiales reciclables o biológicos, la recuperación de recursos y la extensión de la vida útil de los productos. Además, ha destacado modelos colaborativos o los llamados Product As a Service.

Segú Godina, que la transición hacia una economía circular implica a organizaciones de todo tipo: desde las empresas más pequeñas hasta los gobiernos, porque todo el mundo tiene algo que aportar. Y ha expuesto los resultados de una encuesta realizada a dirigentes empresariales de toda Europa: El 56% cree que la economía circular es una oportunidad para diversificar el mercado y la oferta. El 46% lo ve como una oportunidad para atraer a nueva clientela y el 39% cree que puede servir para reducir costes.

La Fundación Cotec, representada por su director general, Jorge Barrero publicó ya en 2017 el informe «Situación y evolución de la economía circular”, en el que planteó las prioridades necesarias y estratégicas para la transición de lo lineal a lo circular. Y es que, según Cotec, hay tres procesos profundos que nos afectarán a largo plazo y a gran escala: el que va de lo analógico a lo digital, el que va de lo lineal a lo circular y el que va de lo material a lo intangible. España todavía mantiene patrones de producción y consumo con fuertes rigideces estructurales que dificultan la introducción de modelos más circulares y sostenibles. Pero la pandemia puede ser una oportunidad de reindustrializar el país. Según Barrero, “la falta de suministros sanitarios nos ha hecho tomar conciencia de lo expuestos que estábamos y esos fallos de la globalización pueden hacer que Europa adopte un modelo más circular y que la industria pueda volver a tener un papel relevante”.

Para potenciar la economía circular, la Fundación Cotec recomienda más formación, ciencia y tecnología para responder a los retos que supone, normativas coherentes, mecanismos de financiación público-privada, incentivos fiscales y sistemas de evaluación e indicadores de seguimiento para poder valorar el trabajo que se realiza.

Respecto a la ciudadanía, la Fundación Cotec ha comprobado que en los últimos tres años se ha triplicado el grado de conocimiento sobre economía circular entre la población. Aun así, en 2020 solo el 32% de las personas sabe qué es.

COMPARTIR
CONTENIDO RELACIONADO

BUSCADOR DE CONTENIDOS

BUSCADOR POR TEXTO LIBRE