La clave del éxito de las subastas renovables: separar por tecnología y calcular sus efectos en los precios del mercado

COMPARTIR